Viernes 2 de Enero

Estoy con Andrea en Fossombrone, un pueblo cercano a la ciudad de Urbino en los Apeninos Centrales. Nos encontramos aquì junto a los chicos de CIRCATEATRO. Una gente maravillosa que conocì en fin de anho y que desde el principio me tratan como uno màs.

Pero empecemos desde el principio, FIN DE ANHO.

El dìa 30 llegamos Andrea, Naranjito y yo a la preciosa casa de Salvatore en las afueras de la pequena localidad de San Rocco de Apilli. Esta casa nos conquistò a primera vista. Los inquilinos y su estilo de vida también. Una vida tranquila en “comuna”, en medio de un paìs que va en picado hacia el desastre.

El caso es que pasamos todo el dìa 31 y parte del 30 entre conocer la zona (junto a Nacho, un espanhol afincado con su chica en la casa) y realizar todos los preparativos para la cena del 31 y la celebraciòn del nuevo anho( lo cuàl es un problema si no tienes ni una idea aproximada de la gente que puede venir).  La Toscana es una maravilla con todos esos pueblos medievales que comparten praderas con “comunas hippies modernas” y granjas de cultivo ecològico. Un verdadero paraiso que merece la pena conocer a fondo.

Y la fiesta de fin de anho. La màs original de toda mi vida ( basta con decir que de cena se hicieron lentejas), y sin duda una de las màs divertidas (con las guitarras, los tambores y las flautas amenizando la velada durante toda la noche). Por cierto, aquì no toman uvas y  tampoco se fijan en la televisiòn para sincronizar la llegada del anho. Un cachondeo.

Después de estar hasta altas horas de la madrugada haciendo el gamberro pegado a una botella de vino; a la manana siguiente nos fuimos junto a los chicos de CIRCATEATRO a las termas de Petriolo . Termas gratuitas que ganan puntos con la noche y con las velas.

Al dìa siguiente lo dedicamos en conocer el Lago Trasimento, Città de Castello y Urbania, donde mis nuevos amigos de CIRCATEATRO actuaban con zancos y tambores en la fiesta de la Befana. De nuevo me dejan impresionado.

Ahora , como os comentaba en el inicio del diario, me encuentro en Fossombrone cenando en la mejor compania inimaginable mientras a mi alrededor Fede pasea por la casa haciendo equilibrios con una pelota de un metro de diàmetro e Irene se divierte en el trapecio. En esta vieja casa de campo de dos alturas viven Bambi, Ale, Fede, Manu, Ire y Maxi. A todos ellos les estoy sinceramente agradecido por mostrarme su mundo con tanta naturalidad y aceptaciòn. Pienso en como serìa pasar aquì una larga temporada y me encanta, pero la realidad es que el dìa 5 tenemos que estar en Milano de nuevo para que Andrea comience a trabajar.

fossombrone.JPG

Fossombrone

urbino.JPG

Urbino

Anuncios
1 comentario
  1. Daniela dijo:

    ahhhh come siempre me como las mano por no tener venido a passar la noche vieja con vosotro…que bien lo haveis pasado…en con gente del circo…que buena onda!!!
    Claro a los mejores….toca encontrar lo mejor…un abrazo irmano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: