Miercoles 29 de Octubre

De nuevo empezamos el dia temprano.

Con la salida del Sol llenamos los depositos…

gasolina

… bajo la atenta mirada de nuestro escolta y partimos direccion a Quetta donde debemos pasar la noche.

A mitad de camino, en uno de los numerosisimos cambios de escolta, los militares insisten en que tomemos te con ellos. Aceptamos y terminamos disfrutando de un genial espectaculo de musica tradicional.

cai

cai2

cai3

cai4

cai5

cai6

En el momento de partir, Pato nos comenta que se queda a pasar alli la noche para asi poder disfrutar un dia mas del increible espectaculo.

Yo no quiero perder ni un segundo por lo que parto acompanado de Sareh y del amuleto que uno de los soldados me regalo.

De nuevo se rompe el equipo. Nuestros rumbos no son compatibles en estos momentos y nadie esta dispuesto a ceder.

carretera5

carretera6

Cuando por fin llegamos a Quetta nos obligan a pasar la noche en un hotel de 7 euros  por cabeza en el que nos tratan como la autentica mierda.

Se nos informa de que no podemos salir despues de las 18:00  y de la hora de partida de manana.

Vamos a internet y a comprar unas cuantas cosas para el desayuno y la ciudad nos deja sin palabras. Barricadas militares en cada esquina. Mas policias que civiles. Un ruido insoportable y la total ausencia de mujeres nos dan la bienvenida.

Este es sin duda un muy mal sitio para vivir.

En este paseo se nos presenta un hombre que chapurrea castellano (no consigo recordar su nombre) y nos invita amablemente a cenar. Es simpatico y nos da confianza. Vivio 10 anhos en Barcelona trabajando la friolera de 18 horas diarias y aun asi, suena con volver.

Aunque se nos advirtio de que no lo hicieramos aceptamos la invitacion.

Primero vamos a comprar cerveza (ilegal) y despues, tras intentar arrancar el coche de nuestro amigo unas 500 veces, nos dirigimos a una rotonda a las afueras de la ciudad donde conduciendo en circulos acabamos con todo el alcohol antes de ir a por la cena.

dsc09046

dsc09047

No salimos del coche ni siquiera para cenar. La pedimos desde el coche y en el coche nos la comemos por miedo de nuestros anfitriones a que nos pueda ver alguien peligroso.

dsc09050

Una situacion bastante dificil de asimilar y que nos llevo temprano al hotel.

Una ducha de agua bien caliente y a dormir.

Anuncios
2 comentarios
  1. anonimo dijo:

    Hola Jorge
    Que bueno leer de uevo noticias tuyas.
    Alucinante la experiencia y el país en el que estais.
    Moveros con cuidado,
    Cuídate muchísimo.

    Un fuerte abrazo

    Miguel Nonay

    ——————–
    http://www.asaltodemata.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: