Martes 10 de Agosto

Esta manana me acerque  a la empresa Container Fumigation Service con los dedos bien cruzados y un nudo en el estomago. Tras un par de grandes despistes en estaciones de trambia y tren llegue 30 minutos tarde a mi cita con aduanas.

Estaba nervioso y empapado a causa de la constante lluvia.

Naranjito ya estaba fuera del contenedor y el agente del equipo de cuarentena aun no habia llegado.

Todo estaba en orden en mi casita y el candado que yo mismo habia puesto en Malasya,para mi tranquilidad,  estaba tirado en el suelo delante del contenedor. El mismo color, el mismo numero de serie y la misma marca que yo habia hecho con un rotulador negro (a veces puedo llegar a ser muy paranoico).

Cuando el agente de Cuarentena llego, 2 horas y media tarde, yo ya habia sacado todo del interior de Naranjito y lo habia colocado tal y como me habia indicado el senhorconpocosynegrosdientes sobre  tres pales. Es decir, antes de que el personal de aduanas examinara el coche, yo ya habia manipulado absolutamente todo e incluso habia metido en mi mochila varios articulos de madera como si de droga se tratase. A los de aduanas le gusta que todo este bien masticado cuando ellos llegan me dijo uno de los trabajadores.

Yo alucine.

Como dos horas y media dan para mucho tambien tome un cafe, cogi frio, pae el aspirador dentro de la caja fuerte y rasque un poquito mas debajo de las faldas de mi companero de viaje acordandome de los relatos de  viajeros que pasaron el control con anterioridad y todavia hoy mojan la cama cuando el terrible agente de cuarentena aparece en sus suenhos.

Pues bien. El agente en cuestion vino, me dio la mano, me pregunto si de verdad habia venido desde Espana con “esto”, reviso mi equipaje por encima parandose algo mas en la tienda de campana, comprobo los tres ultimos numeros del chasis (que todos sabemos que es made in India), las ruedas por dentro y por fuera , el motor, comento sorprendido con la gente de fumigacion lo limpio que estaba el coche, me felicito por el bonito viaje que estaba realizando y se fue por donde habia venido.

Me dejo petrificado lo facil que fue pasar el control. A partir de este momento, Naranjito seria “bienvenido” en territorio Aussie.

Anuncios
3 comentarios
  1. lucia dijo:

    Pero ves que tienes una estrella!!!

  2. Ges dijo:

    Mucha suerte, si señor.

    Cuando estuve yo, me tuvieron 2 horas y media separado del resto del pasaje, en el aeropuerto, con mi mochila confiscada y bajo estudio en la sala de, supongo, “investigación anti-droga/bichos/parásitos”, por culpa de una galleta OREO..

  3. Jorge Sierra dijo:

    No seyo mucho de estrellas Lucia!?!?
    Si finalmente el motor esta a salvo, empezare a creer en ella, prometido!

    Ges, deverdad que solo se te ocurre a ti ir a Australia con una Oreo!!! es de las galletas mas peligrosas que hay en el mercado!!!!
    Una Principe o una Maria , si! pero una Oreo!!!!!??

    Estan como cabras,jajaja

    Un beso y gracias por escribir.

    Jorge

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: