Domingo 25 de Abril

Caroline, una joven canadiense que conocí en Arequipa decide acompañarme en el siguiente tramo de viaje. Volvemos a Tacna para recoger el esperado documento compro el Seguro Obligatorio Peruano  y junto a Naranjito nos decidimos a cruzar de nuevo la cordillera de Los Andes.

El camino no defrauda pese a que conduzco 12 horas seguidas llegando de nuevo a los 4000 m.s.n.m . ¡Menos mal que todavía tengo hoja de coca carajo!

En la frontera con Bolivia todo es rápido pero feo; un militar gordo y sudoroso vistiendo un uniforme sucio y gastado  me pide una colaboración con los oficiales de servicio. Cuando me niego, me pregunta si estoy seguro de lo que hago mientras me amenaza con la mirada y el tono.  Como es mi primer día en este nuevo país y aún no se cómo funcionan las cosas en sus carreteras le digo que el problema es que no tengo moneda local pero que en dos o tres días volveré a cruzar por la misma frontera ya con “el donativo” listo. Por supuesto todo mentira.

El camino entre la Aduana y el pueblo de Copacabana lo hacemos a oscuras pero gracias a la luna grande de estos dias conseguimos ver claramente el sagrado Lago Titikaka. La emoción de estar cumpliendo otro sueño se adueña del equipo y por si esto no fuera suficiente al parar en el primer hostel para preguntar precios veo que un acara conocida se asoma por la ventana. ¡Oskar y Lola se alojan en el mismo lugar desde hace ya 2 días! No os podéis imaginar qué contento me puse al ver a estos buenos amigos así, de sorpresa.

Los cuatro juntos dedicamos un par de días a pasear por la tranquila localidad costera viviendo como reyes debido a los bajísimos precios de Bolivia que en ocasiones incluso me hicieron recordar a India. 5 dólares al día fue mi presupuesto para ello.

El Jueves Santo todo cambió. Miles de peregrinos comenzaron a llegar en auto, a pie y en bicicleta desde todos los rincones del país y las calles se llenaron de puestos que vendian y ofertaban todo lo que uno se pueda imaginar y mucho más.

Oskar y yo contagiados por el amor nacional a la Virgen de Copacabana decidimos bendecir nuestros autos para asegurarnos una tranquila estadía dentro de las fronteras Bolivianas. El problema fue que tras comprarle a las cholitas todos los adornos y ofrendas florales, el párroco, se nego a finalizar el ritual con su agua sagrada por exceder la hora 5 minutos del horario dedicado a las bendiciones.

“Es turno para las monjas” dijo el joven con todas las papeletas para ser cura en el futuro.

Este suceso no hizo más que provocarnos una larga carcajada al mismo tiempo que ambos reafirmábamos un poquito más nuestra ya sólida  opinión sobre la Iglesia Católica y su manera de proceder.

Para volver a las buenas energías del Lago Sagrado Inka, decidimos relajarnos visitando la costera Cominidad de Sicuani, pequeña población campesina donde todavía  se pueden observar funcionando las instalaciones e infraestructuras inkas para el manejo del agua y situada justo en frente y casi a tiro de piedra de la Isla de la Luna donde Oskar nos contó mil y una historias del  “viejo” Imperio y su creencia de que la vida había surgido tiempo atrás de las mismas aguas de las que ahora nosotros podíamos disfrutar.

El punto álgido de las celebraciones se dió el Viernes Santo con las aburridas y pobres procesiones que llevaron un cristo y una virgen a pasear por las abarrotadas y coloridas calles  de la transformada localidad sin demasiados seguidores.

Había más gente comiendo”chicharrón de cerdo” que pendiente de los salmos y cánticos que respaldaban el  comité religioso.

Una vez conocimos todo lo que queríamos de la zona y una vez celebramos en un restaurante de lujo (pagamos unos 3 dólares por cabeza) mi cumpleaños número 28, decidimos salir en equipo rumbo a la ciudad-colmena de Nuestra Señora de La Paz.

Anuncios
5 comentarios
  1. Karen dijo:

    Me sigo enamorando de las fotos y enganchada a mil con el blog!! Me alegra mucho saber que pasaste un lindo cumpleaños en compañía de buenos amigos!!! Y es que el destino es así.. no podía ser ingrato, y quería que te encontrases con Oscar y Lola!!!

  2. Frenchy dijo:

    Buena colección de fotos y el restaurante de lujo, que barato no? Cenar por 3 euritos … 🙂

  3. Qué interesante Bolivia, tengo ganas de visitarla aunque no me lleve el coche como tú…

  4. Manuel Merelas dijo:

    Las fotos en el mercado…full de frutas….y la del lago….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: